Tip: Pinceles de Photoshop en Gimp

brushes

¿Y qué hace el oso hablando de Ps en un blog de diseño gráfico con Software Libre?, te preguntarás. La cosa es que la compañera Vivi Suárez de MagicalArtStudio andaba escribiendo una entrada sobre pinceles, se enteró de que los pinceles de Photoshop se podían usar en Gimp, y me preguntó si había que hacer cabriolas para convertirlos.

Y no, la verdad es que lo único que hay que hacer es lo mismo que con los pinceles que te bajas de Gimp: guardar los archivos .abr en la carpeta de “brushes” del programa.

En Windows:

~tu_usuario/.gimp 2.x/brushes/

En Linux:

~tu_usuario/.gimp 2.x/brushes/

En OsX:
ni pajolera idea porque no lo uso, pero me da que

~tu_usuario/.gimp 2.x/brushes/

Listo, ya puedes abrir Gimp, y en la pestaña de pinceles te aparecerán las nuevas brochas.

cloaks_stain

Por ejemplo, yo he guardado en la susodicha carpeta las brochas de manchas de tazas y copas que tan amablemente ha puesto a disposición del público la compañera Cloaks en DevianArt, y aquí se puede ver que funcionan. Y en la imagen destacada de la entrada, hecha exclusivamente para la ocasión, también 😛

 

separadorL

Recetas Familiares

Ah, el verano! Esa maravillosa época en la que tratas de evitar torrarte a temperaturas de 40 grados a la sombra, y mientras esperas a que te paguen para poder irte de vacaciones aprovechas para realizar esos trabajillos a los que no les has prestado la suficiente atención a lo largo del año. En el caso que nos ocupa, además, hay una historia preciosa detrás.

Allá por el 1935, mi abuelo que en paz descanse se tomó la molestia de recopilar una libreta con más de trescientas recetas, redactadas a pulso y organizadas en cocina y repostería, en lo que se convertiría en el libro de referencia obligada de la familia a la hora de acercarse a los fogones. Se inauguraba así una tradición que siguió mi madre años después, montando su propio recetario de la misma forma, y con la que continué yo de forma mucho menos artística, juntando recetas de revistas y periódicos; es más cómodo, pilla más sitio y si te da la neura puedes tirarlas todas sin sentirte culpable. Lo comento por experiencia y eso.

100_1118b

Después de ochenta años, que se dice pronto, la libreta del abuelo está como quien dice para el arrastre. Algunas de las hojas están quebradas, a otras les faltan trozos (con la consiguiente pérdida de la receta correspondiente), y otras ya sufrieron un primer rescate en los años 60, en las que se pasó a máquina lo que buenamente se pudo. Obviamente, ya que no tengo mucho que hacer, he tomado el deber de restaurar, recomponer y maquetar los recetarios familiares, con el cruel objetivo primario de mantener vivo el conocimiento familiar, y el secundario de compartirlos, como no puede ser de otra forma, con licencia libre, y usando Gimp y Scribus.

Soy de los que piensan que al público hay que captarlo ofreciendo las primeras muestras gratis, así que valga como muestra el recetario original de repostería, en todo su esplendor y en versión web ligerita, con licencia CC-BY-SA.

Recetario Repostería PDF

separadorR

Distorsionar selección en Gimp

Más allá de las herramientas clásicas de selección en Gimp existe el menú Seleccionar, que oculta una opción bastante interesante a la hora de trabajar con el “caminito de hormigas”: Distort. En la documentación de Gimp, bastante concienzuda por norma general, la distorsión se trata tan por encima que no queda claro cómo funciona. Hace unos días (quien dice días dice semanas…) me entretuve usándola, y ya puestos aproveché para observar y documentar cómo funciona.

Distorsión

La distorsión es un efecto de deformación de la selección, que podríamos comparar con pasar un papel de lija sobre el borde de esta, agitando los píxeles que componen el trayecto. No hagas la prueba con un papel de lija real sobre la pantalla, aunque tu monitor sea de los antiguos de tubo. El efecto es totalmente aleatorio, así que cada vez que lo apliques  conseguirás una selección diferente. El sueño de cualquier entrenador. Cualquiera.

Distort-menu

Cómo funciona

La ventana de distorsión cuenta con cuatro parámetros que modifican la forma de la selección previamente trazada:
Umbral (threshold): 1<>254
el valor inicial es de 127. Básicamente, controla el tamaño de la selección final: a mayor valor, más se va a encoger. Siguiendo con el símil de la lija, hacia qué lado estamos moviendo más la mano.

Difusión (spread): 1<>1000 (pero más allá de 200 a mi da error)
la fuerza con la que se van a agitar los píxeles de la selección. No necesita más explicación.

Granularidad (granularity): 1<>25
Cuanto mayor sea, más grueso va a ser el efecto de la difusión aplicada. Podríamos compararlo con el tamaño del “grano” de la lija. cuanto más alto es el valor, más fácil es que se generen “trozos rotos” separados del trayecto de la selección, como si salpicase fuera.

Suavizado (smooth): 1<>150
Suaviza el trayecto resultante que compone la selección, que no es lo mismo que suavizar (difuminar) la selección. Añade el detalle interesante de poder suavizar por separado la verticalidad y la horizontalidad (no le pasa nada a su televisor…), lo que puede llevar a efectos muy divertidos, como convertir una selección cuadrada en el reflejo de un sol en el mar (ver ejemplos de uso)

Vistos (más o menos) los parámetros, es importante saber cómo funcionan para entender por qué no nos salen las cosas como queremos las primeras veces. La distorsión no es más que un conjunto de operaciones que se van aplicando sobre una capa, de las cuales la gran mayoría son desenfoques gaussianos y alfa a selección. Es fácil seguir el proceso desde la pestaña de capas, sobre todo si tu ordenador es un poquito lento comparado con los equipos actuales.

Distort-layer La cuestión sobre los desenfoques es que se suelen ver afectados por el tamaño de la capa sobre la que se aplican y, como se trata de una generada automáticamente por y para el filtro, el tamaño de esta viene determinado por el del documento.

Así, por un lado, en selecciones en documentos pequeños, no tendrá mucho sentido usar una difusión y un grano altos, ya que gran parte de la selección resultante no va a caber en el documento y va a perderse. Y de igual manera, un grano y un suavizado altos pueden acabar difuminando tanto la selección que el filtro se pierda por completo, especialmente con selecciones grandes.

ejemplos de uso:

Para todos estos ejemplos de selección, crea un documento nuevo de al menos 3000×3000 píxeles. Caballo grande, por los motivos explicados antes. Estos valores funcionan para los tamaños de selección indicados y ese lienzo en concreto. Diferentes tamaños de lienzo y selección implicarán jugar con los valores para conseguir el mismo efecto o al menos parecido. Además, ten en cuenta que el resultado siempre es aleatorio, así que no esperes conseguir la misma forma cada vez que apliques el efecto de distorsión.

Reflejo de sol de mar

Un nombre poético para un ejemplo bastante divertido, se trata de generar mucha difusión vertical con un grano lo suficientemente bajo para que simplemente quede algo redondeada, mientras que la difusión horizontal está tan suavizada que se pierde la forma recta.

Distort-SoleteCómo lograrlo: para una selección rectangular de unos 900 a 1100 píxeles de lado, usa los valores de umbral 180-200, la máxima difusión (200), un grano de 5 a 7, el máximo suavizado (150), y desactiva la casilla de suavizado vertical.

Pergamino viejo

Una de las selecciones más clásicas de usar, se asemeja a generar un rasgado en el filo de una hoja. Aumentar más el grano puede redondear en exceso las esquinas, lo que genera algo más parecido a una piel curtida. Para gustos, hay colores.

Distort-papyrusCómo lograrlo: para una selección rectangular de al menos 500 píxeles de lado, umbral 127, difusión 100 o más, un grano entre 5 y 7, y un suavizado de 10.

Líquida

Un grano lo más grueso posible y una difusión alta rompen la selección creando formas de “gotas” repartidas. Reducir el umbral al mínimo puede generar un piso cubierto de manchas de líquido, mientras que al máximo la selección tiene tendencia a desaparecer.

Distort-liquidaCómo lograrlo: para una selección rectangular de al menos 800 píxeles de lado, umbral 127, difusión 200, grano 25, suavizado entre 3 y 5

Y sí, todas estas selecciones empezaron siendo un cuadrado, pelao y mondao.

En la práctica…

A diferencia de inkscape, donde lo importante son los trayectos, en Gimp la selección lo es todo. Si tomamos el ejemplo del “sol de mar”, no es difícil imaginar un montaje en el que usar un recorte del mar y aprovechar la selección para cambiar el color de ese área, imitando el reflejo del sol del atardecer en otra capa. O usar la selección del pergamino sobre una textura de papel para conseguir en 2 segundos un papiro sobre el que escribir frases motivacionales, porque hoy te levantaste con ganas de que todo el mundo te odie. O puedes usar el efecto de gotas para hacer un montaje de cubos de pintura.

En mi caso, por ejemplo, utilicé la distorsión para conseguir un leve, muy leve temblor en el archivo fuente de un sello de caucho, generando una imagen más realista para imprimir (hay días que se pierden los sellos de las asociaciones y pasa lo que pasa… ejém)

Dicen las malas lenguas que, en los casos de PS, Krita o Gimp, nunca llegas a dominar estos programas al 100% y, quien lo diga, miente cual persona mentirosa; pero que, si logras dominar las selecciones, al menos el 75% del camino lo tienes hecho. Con el post de hoy, al menos un 5% lo tienes ganado en Gimp.

separadorL

Atajos de teclado en Gimp

Cerca de 650 acciones, más filtros, son las que podemos asignar a diferentes combinaciones de teclas en Gimp. Así, sin bicarbonato ni agua ni ná. Y cada vez que intento crear o cambiar un atajo, me encuentro con que ya está ocupado. Sorprendente, ¿verdad?

Hablemos de teclas…

Montse Casas, gran profesora de diseño (que no me va a leer, así que puedo comentarlo sin problemas :P), decía que la efectividad en el manejo de un programa cualquiera pasa por utilizar los atajos de teclado. No es lo mismo, obviamente, la velocidad que alcanzas sin tener que despegar los ojos del objeto con el que estás trabajando (más allá de ver donde estás dejando caer el dedo) que tener que andar buscando en un submenú, escondido de la mano del sacrosanto programador, aquello que necesitas hacer.

En el caso de Gimp, aparte de las ciento y pico acciones que vienen por defecto, podemos encontrar otras quinientas (aproximadamente) acciones más, asociables a atajos de teclado: desde las clásicas de abrir y cerrar archivos, ventanas y diálogos, a las de girar a derecha o izquierda un pincel, modificar la opacidad de las capas, o editar los canales, simplemente usando dos (o tres, o cuatro dedos…)

¿Cómo? Simple: menú editar>>combinaciones de teclas

ConfTecGimpBearnd1

En la ventana que se abre a continuación encontramos, perfectamente organizadas por temas, todas las acciones que podamos imaginar que se pueden asignar a atajos de teclado (y algunas más que no imaginábamos). Para desplegar las categorías, basta con pinchar en las flechitas de la izquierda.

Ventana de configuraciones de teclas en GimpHaciendo doble click sobre cualquier acción aparecerán las palabras “Acelerador nuevo…”. Entonces podemos pulsar la combinación de teclas que nos interese, y quedará asociada a esa acción. Si lo que queremos es eliminar un atajo, basta con pulsar la tecla Delete (retroceso) cuando se muestren las palabras mágicas (por cierto, Delete está reservada por el programa y no puede asignarse a ningún atajo, al igual que los cursores). Si la combinación que hemos elegido ya está en uso, el programa nos permitirá reasignarla a la nueva acción, o dejar las cosas como estaban y quedarnos quietecit@s, que estamos más guap@s.

¿Para qué podría servirnos trastear en la lista de acciones? Por ejemplo, algunas de ellas, como rotar los pinceles, no tienen atajo asignado y nos podría resultar útil darle uno si nos dedicamos a la ilustración; o el famoso alfa a selección, que en PS se hace con un Ctrl+Ratón izquierdo sobre la miniatura de la capa, y aquí no tiene acelerador asignado (toca hacerlo desde el menú contextual). Otras nos pueden resultar interesante intercambiarlas, por convencionalismo con otros programas, como es el caso de duplicar capa y duplicar el archivo, Ctrl+Mayús+D y Ctrl+D respectivamente (y que además de los “ouch” cada vez que las tengo que usar, me han llevado a escribir este artículo y a crear el archivo de más abajo. Qué cosas, ¿eh?). Y por supuesto, podemos asignar un atajo de teclado a esos filtros que no paramos de usar (en mi caso, uso lo bastante el de sintetizar selección como para haberse ganado el derecho de acceso rápido)

Habiendo ciento y pocas acciones activadas de fábrica (creo que 114, pero no me he puesto a contarlas *ejem*), lo más fácil del mundo es encontrarse con que la que quieres asignar ya está en uso; y claro, rebuscar a lo largo de la lista a ver cual NO está en uso puede ser tarea faraónica… No pasa nada, aquí llega el tito Mardigann con una referencia de teclado creada especialmente para la ocasión, En la que podréis ver, organizadas por combinaciones de teclas (pulsación simple, Mayúsculas+, Ctrl+, etc.) todas las acciones que vienen por defecto en el programa.:

Referencia Teclado Gimp

Pincha sobre la imagen para descargarla en tamaño original de 3777×3205

Datos interesantes que podemos sacar del gráfico son por ejemplo que los atajos más saturados son los de teclas simples o combinadas con Ctrl, mientras que las combinaciones menos utilizadas incluyen las teclas Alt y AltGr. También hago estadísticas, qué pasa.

Un problema: el teclado de ejemplo tiene la distribución español de españa, 105 teclas  genérico, pero sorprendentemente, no todo el mundo usa el mismo teclado que yo. Tal vez os surja la necesidad de modificar el teclado y adaptarlo a vuestra distribución de idioma, o cambiarle los colores porque no hacen juego con la pared del estudio, o queréis una resolución todavía mayor (o menor), sin pérdidas. De nuevo, Mardigann al rescate con la plantilla original del documento… en svg, hecho en Inkscape: Descárgala aquí.

La plantilla está disponible con licencia Creative Commons Zero, licencia lo más parecido al dominio público que marca la ley, lo que viene a significar que podéis usarla como os venga  en gana sin tener que darme ni las gracias. Sin embargo, cuidado con el logo de Wilber de fondo, que va con licencia GPLv2, aunque sea una sombra.

separadorR