Una de Tripas GNU: Problemas con los USB y VirtualBox en GNU/Linux

Hace poco asistí a un colega que necesitaba tirar de un vetusto programa de impresión y no andaba con wine, así que eché mano de VirtualBox. Sí, en alguna ocasión puede suceder que necesites virtualizar una copia de win2 en tu flamante SO libre. Son cosas que pasan, no te sientas mal por ello. No es tu culpa.

Instalar VirtualBox es de las cosas más simples que se pueden hacer: casi todas las distribuciones tienen en sus repositorios paquetes tanto libres como privativos, así que sólo hay que tirar del gestor de software o el de paquetes para encontrarlo.  En caso de pérdida de cordura, incluso la página de virtualbox tiene un listado de paquetes organizados por distribuciones para descarga directa.

Una vez instalado el programa, crear una unidad virtual y arrancar también es muy simple (hay 4 botones, y los nombres no dejan mucho lugar a la imaginación: nueva, configuración, iniciar y descartar). El momento simpático suele venir cuando intentamos meter un usb y la máquina virtual no lo reconoce.

La solución es un proceso en dos pasos, realmente simple si los conoces.

En primer lugar hay que descargar un complemento para que funcionen los usb 2.0, desde la página de descargas de Oracle. Sería un detalle que el Oracle VM VirtualBox Extension Pack viniese de serie con el programa, pero por lo visto los conflictos de licencias no les dejan dormir. El archivo se distribuye sólo para uso personal o con fines de evaluación, con licencia VirtualBox Personal Use and Evaluation License (PUEL). Because Reasons.

La ventaja del archivo es que es autoinstalable (previa contraseña de superusuario) siempre que tengas previamente instalado VirtualBox. La desventaja es que es áltamente probable que después de instalar, los USB sigan sin funcionar en la máquina virtual.

Vamos con el segundo paso: añadir tu usuari@ al grupo vboxusers. En Linux Mint, por ejemplo, abriríamos Usuarios y grupos desde el menú. Pinchando en el botón Gestionar grupos, buscaríamos el grupo vboxusers en la lista ordenada alfabéticamente para complicarnos la vida, y a continuación editaríamos las propiedades (botón Propiedades). La mayoría de las distribuciones tienen ya gestores gráficos de grupos y usuarios, pero si te apetece hacerlo por la terminal, probablemente no te haga falta un tutorial para aprender cómo, ya sabrás lo suficiente con las indicaciones.

Listo, a estas alturas VirtualBox debería ser capaz de hacer que las máquinas virtuales reconociesen los pinchos usb, lo que te permitirá, por ejemplo, instalar un sistema operativo cualquiera desde un USB, o compartir archivos rápidamente entre ambos sistemas (el físico y el virtual) usando un puente. Si no es así, puede que te pase como a mi: que el usb directamente estaba fundido desde el principio y me hizo la trolleada del día.

separadorR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s